Páginas vistas en total

martes, 3 de enero de 2012

Poema Dueto de 2 misivas entre Kellypocharel (Argentina) y Domingo Sánchez - Loverman

POEMA - DUETO EN DOS MISIVAS ENTRE KELLYPOCHAREL (Argentina)
(Y DOMINGO SÁNCHEZ - LOVERMAN.
------------------------------------------------------------------------------------------------


Vos, mitad;
el gran trozo mío:


Sin rumbo desde tu partida, mi existencia es un cataclismo.

Noches interminables,
sin sentir tus manos mágicas explorando mis submundos famélicos de ti.

Guardo tu aroma salvaje a campos de nardos.

Tu mirada desvistiéndome, tus seductores ojos pardos como las montañas.

Tus lágrimas y las mías
se transformaron en ríos sin cauce en esa despedida.

Que tortuoso momento,
echamos nuestra comunión de sentimientos a una fosa,
quedé aprisionada sin haber colisionado.

Mi cabellera quedó huérfana de tus caricias
y mis labios se secaron como mi alma.

Cuando rompe el alba, mi cajita roja se ahoga de pena,
te busco y no estás.

Asfixiada por la ira, sollozo hasta conciliar nuevamente el sueño.
La vida nos jugó diferente y estrellamos sueños.

Dime sólo que es de tu vida

¿Has encontrado nuevos pechos que abriguen tu monumental torso-
besos que te incendien de pasión, superiores a los míos?

¿Labios más hambrientos?

Escríbeme!!! Cuéntame que es de ti!!!

Nuestro libro de poemas te aguarda,
yo, oír declamar tus versos, cada final de ellos,
esos besos sin tiempos que volaron sin destino
y callaron el canto de las aves en Primavera.

Pasó un año, una eternidad o la vida?
Soñé tu regreso, esta cálida madrugada,
éramos dichosos, nuestros deseos avivaron la pasión,
besos sin tiempos ahogaron nuestro éxtasis.

Delineamos con nuestras manos, nuestros cuerpos hambrientos,
los ruiseñores con su melodioso canto arrullaban nuestra unión.

Desperté a la desdicha, imploré a Dios por ti, trocito de mi existencia.


Navegaría los océanos más riesgosos,
los desiertos inhóspitos hasta llegar a ti.

Aguardo tu carta y un reencuentro.
La cama luce las sábanas de puntillas macramé, para acariciar tu cuerpo.
Mis labios son tuyos por siempre.

Estoy más que segura y punto!

Kelly

© Kellypocharaquel.-



LOVERMAN
-------------------

YO SIENTO MÁS FUERTE: ¿PODRÁS?
-----------------------------------------------------------

(Se abre el objetivo)

Afuera:
Verdes dientes, helechos;
brotes sonrisas
y una fauna que se persigue.

Entre las ramas quietud,
lo único es que no dejan pasar rectas
a esas líneas de luz
que la naturaleza no les enseñó a zigzaguear por éstas;
luego, espejos verdes en las alturas
donde pájaros que se paran
tienen tanto que hablar.

Acá es donde vengo a pasear y abstraerme
con el audio muy bajo del contador de latidos,
pasando a riesgo de pasarme.
Ella culpable de que yo así me sienta;
de tanto amor grande, compacto, macizo.

Lo nuestro a juego con este lugar;
nudos de amor como en los troncos,
nidos con todo lo que conlleva
en las ramas que huelen a Cielo.

Amor en bolas como puños de grandes
y que no se pueden alojar en los bolsillos.

(dime amor, que siento tus ojos inmensos en la espesura,
¿Es que no lo esperabas?)


Ella, constante,
la tengo en mis ojos,
vive ahí
y no recuerdo cuando la he pintado.

Me dice venga por donde se libera;
este espacio abierto,
donde todavía no sé si es por placer
o cazar.


No lo acabo de intuir,
mas sé que ella todo lo abarca.

De pronto siento el zarpazo,
luego es olvido.


Despierto y veo que he sido arrastrado
a un interior de cuatro paredes de suave terciopelo;
trenzado por telaráñica red
y que, sin querer, ya siento miedo.

Veo las sábanas para guarecerme
son finas y el valor decae porque las sé insuficientes.


Lo primero que aparece tras la rendija
son sus incisivos hirientes,
y es entonces que recuerdo la última vez
donde ya me creí, entonces
en la última cita, pero sobreviví.


Te yergues, lobuna
tienes tres docenas de dientes
y yo recuerdo, de repente
mi papel como presa.

La suerte me hace rozar un bolsillo de tantos
que no pude llenar de amor por ser tan enorme
y descubro la navaja que usé como estratagema;
de un golpe
abro mis venas y lanzo la sangre por la pared.

Veo tus fauces y cómo la hueles por los ojales del morro
y no, no hace falta más luz que la de tus ojos;
todo cuanto hay aquí dentro donde me has arrastrado es amor
puro y duro!
ese lugar donde me traduzco en quien nunca soy.


Mi alarido y tu aullido se juntan,
antes de morir por ti;
mas, en esa pared todo se conjura
y es debido a que no dudan las tintas rojas.

Van cayendo hasta el suelo
donde van escribiendo tu nombre
y a tres dentelladas de que me vacíes,
me perdonas....




( foco interior )

Conclusión de la crónica:

Hombre se cambia por presa
debido al amor de ella
entre paredes que callarían tal sacrificio
...pero no...


De un exterior a un interior
viviendo una entrega, dos
de otros dos mundos diferentes.


Otro golpe y él se desvanece
para volverse a despertar

donde ella campa, para volver a cazar
a quien desea atacar, comer y amar
como en un juego interminable

se despierta, vuelve a mirar en la fronda
buscándola!
al igual que al principio, sus ojos en la espesura

aullidos y rayos nunca torcidos,
el amor que nunca cambia, menos con ellos

...y así la historia continúa....
---------------------------------------------------------------
Domingo Sánchez Castelló - Loverman
poemas registrados.

3 comentarios:

Kellypocharaquel dijo...

Domingo nuevamente es un honor realizar otro dueto juntos.Volcar nuestras etras para nuestros amados lectores.Tu parte me dejó extasiada, tu calidad literaria acaricia los sentidos.
Nuevamemte gracias...Feliz 2012.
Abrazos y besos
Kellypocharaquel

Anónimo dijo...

mi saludos a Kellypocharaquel,es estupendo, y a ti amore, que decirte? este poema es un combate de amor, una lucha en la que ninguno quiere perder pero tú como buen amante ansias la victoria de tu musa.
Te quiero poeta
Nadia

Sabela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.