Páginas vistas en total

martes, 10 de enero de 2012

DUETO ENTRE KARINA GARRIDO Y DOMINGO SÁNCHEZ - LOVERMAN.

Dueto de cartas cruzadas entre kARINA Garrido y Domingo Sánchez - Loverman.
---------------------------------------------------------------------------

...por Karina:




Dulce amor...que ya no:

Me he decidido: suelto tus alas a los senderos del aire.

Y, ¿por qué?
Te diré que nuestro amor es un castillo sin firmeza,
es un rostro semi anónimo, nunca serás del todo mío.

Mis sentimientos están a la deriva,
mis sueños poco a poco se van rompiendo,
la incertidumbre de tus sentimientos se apoderan de mi ser
y es embargo al amor.

Porque el querer que fluye en los sueños
es un grito lastimero que quiebra los sentidos y adormece el corazón.


Nunca serás del todo mío y mi triste alma está desorbitada.
Tu inagotable manantial de ternura no basta,
no te puedo amar a medias ni creer en tus promesas mágicas.


Amor, es así, simplemente, así de doloroso,
es como un silencio ondulado,
un trémulo y silencioso adiós.

Nos hace falta tiempo.

Tiempo a lo largo y a lo hondo
porque no siempre las mariposas de luz son invencibles.
Eso lo saben todos...o tal vez no...

Adiós.
-------------------------
Karina Garrido
poemas registrados.


-----------------------------------------------


...por Domingo Sánchez.



UNA APUESTA ARRIESGADA
------------------------


Sé de este momento dubitativo
en que deberías reconsiderar
e ir por encima de lo que te ciega.

Cerrarse, esconderse...Todo es igual
¿Es que no te das cuenta?


En realidad podríamos darnos un respiro
creyéndonos que se trata de un juego nada más lo que nos pasa
y saberlo llevar.


Saber que, jugando,
has encontrado un lugar para esconderte en el Firmamento.

Yo, en medio de tal simulación y loco, voy a buscarte.
Al no hallarte, resolver con quitarme la vida,
aún sabiéndome no culpable.


Sepas que un adiós aniquila
ese: "hasta pronto" de volver;
imagínate convertida en esa bóveda celeste
en una sencílla ola que retorna suave a su mar, grande!
océano de paz.


Yo, por otra parte,
sintiéndome otro inocente en este juego
y que, teniendo la certeza de corresponderle el Cielo;
va subiendo y a pesar de saberse muerto
confía con entera convicción de que nos encontraremos allí
para nunca estar solos.


De tal forma,
desaparecerá tu gran pregunta entre lo tan vasto
como también: el desencanto, las esperas de excepción
o quedarme allá, en pleno anonimato...

Siendo tal que así
que, ni aquí ni en nuestro conocido mundo,
no, nunca, jamás
existirán callejuelas de abandono.
-----------------------------------------
Domingo Sánchez - Loverman
poemas registrados.

2 comentarios:

Sabela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Sí, magistral, pero triste, no,yo no quiero mantenerte anonimo, quiero y sé que lo conseguiremos, estar frente a frente. Cada día calas más amore. Te quiero. Nadia