Páginas vistas en total

sábado, 21 de enero de 2012

POEMA DEDICADO A LEONARD COHEN












POEMA DEDICADO A LEONARD COHEN,
POETA Y CANTAUTOR INCOMBUSTIBLE
PARA TANTAS Y TANTAS GENERACIONES.


SOY UN ÁNGEL Y HABLO DE UN POETA OSCURO
----------------------------------------


Terno de una misma especie
y de un gris muy adentrado en una intimidad
que solo la da un oscuro aderezado
con silencios y volutas de humo.

Porte enjuto
y, en la cabeza,
un borsalino aún más oscuro.


Le veo.
Concentrado va en ti,
para él, "sos vos"
la Vía Láctea.

Viene de rodillas
más que cantar: reza,
dice que quisiera tener alas
como yo
para, una vez cerca, lanzar su aleluya.

En sus frases ya cuenta que renunció al alimento
que vive de lo interno
de esa tea, lo más sagrado de la llama.


Parece que te mira
pero te atraviesa,
ya está más allá del infinito,
ha vestido todos sus ángulos en "c"
para vivir dentro de una virtuosa catarsis.

Si hubieran palabras exactas
te diría que eres el mesías en mujer;
que cree,
que estabas ahí para salvarle de si mismo
y se siente deudor
al ser náufrago de tal cataclismo.


Verás su mirada en tránsito por el vasto Cielo
siempre después de haberla pasado por ti,
verás, si
que, por donde han campado sus agricultores ojos,
hay una mies de besos

que respetan sistemas solares
que puede con todo.


Ese devoto que no esperabas
ha dado ya, mil veces
la vida por ti

Ese, que tiene en carne viva sus rodillas
no hace más que alimentarse del propio éxtasis
que le ofreces al pasar por tus costillas
y, de ahí, salir al mundo hedonista de los sentidos.


Ya, desde que llegó por doceava vez del infinito
se ha dedicado a agradecértelo en sentido poético.
Desde esa dimensión sagrada
donde aún es perversión el tabaco, calada a calada
para engrandecer esa llama mística.


Sí, por ahí llega Leonard
el poeta necesario y rescatado
con sus piernas ensangrentadas.


Haciéndote partícipe con su voz de humo y sal
para una canción o más

para aquello que no envejece
con su voz inefable;
con esa crudeza que mitiga a la vuelta de la frase
o en el próximo verso

mientras se te acerca,
se quita el sombrero...despacio
y te dice
a la vez que te lanza una anilla de humo
que te raja de arriba abajo:

"Vuelvo desde la otra parte del Universo
hasta lo que sé mi salvación, mi motivo
mi blasón, mi causa y Patria

directo y con muchas cosas aprendidas,
además de
una canción para cantarla a dos voces;

sin descanso, regresado alocado
y sin sacudir, tal como ves,
esas partículas de polvo estelar en mi traje
de todos los caminos allendes
que, en realidad, recorro contigo
bienaventurada fémina

que ya me ves,
que ya llegué: Aleluya...".
------------------------------------------------------------
Domingo Sánchez – Loverman
Prosa poética- poemas registrados.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

me gusto;realmente encantador PD

Sabela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Crecí con Leonard, precioso poema.

Pilar Perez

(lo mando anonimo, aunque lo firmo, porque es la opción más facil para mí)

Anónimo dijo...

Hermoso.Gracias por compartir:María.

DOMINGO dijo...

Muchas gracias a los que tienen un minuto para agradecer lo que cuesta muchos y también a los que leen y no tienen nada que decir.

Anónimo dijo...

mmm sencillamente, sin palbras, divino y magistral!..besos muchos..

Anónimo dijo...

Bellisismo !! Un placer leerte!!
Mar Vida mar vida
Mary Luz Martinez Vidales

Anónimo dijo...

Bello poeta, me transporto a los años 80 cuando jugaba al billar en las noches de copas con los amigos, alguno ya desaparecidos otros aun luchando. Precioso amore.
Te quiero. Nadia