Páginas vistas en total

martes, 21 de febrero de 2012

POEMA DEL MAL DE LA FIBROMIALGIA



















POEMA DEL MAL DE LA FIBROMIALGIA
------------------------------------------------

Siento un mal que me ataca
entró sibilino, reumático;
con trastornos, ansiedad, disturbios
dolores, infecciones y muchas cosas más

me volvió lenta
vulnerable
lo que nunca fui.

¿Sabéis lo que es:...
Vivir, dormir; luchar sin apenas poder
contra un dolor que no cede, no remite ni se detiene?.


Probé ya todo tipo de medicina
que apenas hace nada.
Tiemblo ante lo más fácil: andar, agacharme....
se han convertido en una prueba,
es más; incluso el dormir me mata.

Lo digo y no me entienden,
mi vida no es vida
y eso que a muchos les pasa.


Me he vuelto híper sensible, todo me afecta
y es difícil hacer comprender a los otros
acerca de una enfermedad que es mucho más de lo que aparenta
pues has de cargar con una incomprensión, a veces,
además de lo que tienes.


Síntomas anclados en lo que es motor
que no se ve en el exterior y que se manifiesta de la peor forma:
apenas te mueves, porque duele.

Necesito un plus de ayuda y es que me comprendáis
que no quiero estar como estoy.

Los que están como yo
vamos con una luz distinta
por ello creo que somos difíciles de entender

yo...ellos...os pedimos una mano, de facto
que las nuestras, tendidas, otros las cojan.

Porque una y otros, luchan pero también se agotan
de ver que NO SE PUEDE AVANZAR CON UNA SANIDAD CAPADA
y por ello, las luces al final del túnel...son Rojas.
----------------------------------------------------------

DOMINGO SÁNCHEZ - LOVERMAN
POEMAS REGISTRADOS.

17 comentarios:

Sabela dijo...

Muchas gracias por tocar estos temas que nos afectan a tantas personas ,tanto hombres como mujeres y que muy pocos escritores se arriesgan a publicar.Infinitamente agradecida.

Anónimo dijo...

es muy interesante el tema al que muchos miran de soslayo al no tener una bateria de medicamentos y drogas para usar y asi sacarsede encima el problema, NO HAY CURA mas que la voluntad de laspersonas y a veces en un pais mas pobre se hacen mas cosas que en uno del "primer mundo"; como si hubiera mundos diferentes y las personas sufrieran menos o mas segun el "mundo" en el que vivan, yo no tengo FIBROMIALGIA,tengo LUPUS ERITEMATOSO SISTEMICO Y ARTRITIS REUMATOIDEA pero todas las enfermedades reumaticas son parecidas y sus sintomas tambien con la diferencia que el LUPUS al ser sistemico puede atacar cualquier sistema y cuanto mas noble es el lugar que ataca mas grande es la posibilidad de morir; pero eso no es el tema muchas gracias por el poema a veces los dias son dificiles pero igual me levanto y levo una vida normal, el dolor no se ve y para que mostrar a los demas loque no les interesa te mando un beso y me gusto tu palabra final; Rojas comola sangre Ups!

Anónimo dijo...

Una enfermedad terrible, bueno como la mayoría
Pero es muy bueno que te animes amigo a escribir
Sobre todo los temas .Muchas gracias un beso ♥
Alasblancas

DOMINGO dijo...

Muchas gracias a todos, seguiré escribiendo sobre temas que otros no desean tocar pero que tienen mucha más importancia. Si se tiene algo que decir sobre ello, no ha de quedarse en el tintero

Anónimo dijo...

Me gusta este tipo de temas love, así logras hacer tomar conciencia de ésta enfermedad a gente que podrían ayudar en algo, más son indeseables ante tanto!..un besote

Cuentame que pasa dijo...

Uff!!! este poema retrata muy bien cualquier padecimiento y es exactamente como se viven diferentes enfermedades, felicitaciones!!!! desde Mexico. Y es un gran poema y de mucha calidad.

Ariadna Aragon dijo...

Hace varios años conocí a un amigo en un chat, era Ulises para todos. Padecía Fibromialgia. Había probado todas las herramientas terapéuticas, los fármacos alopáticos y continuaba con su dolor a cuestas. Lo maravilloso de Ulises es que se había topado con la metafísica, había estudiado mucho sobre los maestros, y se entrenaba todos los días en la forma de decretar y meditar y ayudaba a todos los que teníamos algún problema, por más trivial que fuera. Ulises llegó a ser en mi vida como un ángel. Pese a su mal, siempre transmitía energía saludable, irradiaba luz y, cuando su enfermedad recrudecía, se apartaba unos días para meditar más y más y regresar con más entusiasmo que antes de su breve ausencia. Hace dos años que no se nada de Ulises, en ocasiones pienso que la enfermedad se lo llevó, que le ganó la pulseada, pero el jamás claudicó y su luz interior, su generosidad y empatía, la pureza de su corazón, la bondad de su temperamento, fueron medicinas que lo ayudaron a transitar el camino de su dolor mientras el calmaba el dolor de sus amigos, fueran dolores espirituales, emocionales, o corporales. Quiera la vida que Ulises solo haya dejado de usar Internet, se haya cansado de la computadora y haya mejorado su calidad de vida de tal manera que no era necesario sentarse frente a un teclado para comunicarse con el mundo. Quiera la vida, que Ulises, esté donde esté, no sufra más dolor, y que todos aquellos que, como mi amigo, padecen enfermedades debilitantes, porque el dolor es el síntoma más debilitante de todos, puedan encontrar un camino de retorno a la salud, a la mejoría, a la recuperación, que los grandes oligopolios farmacéuticos dejen de lucrar y, finalmente logren beneficios por sanar a las personas, y no, para vender placebos. Quiera la vida que haya muchos escritores o sentidores, como yo misma, que saquemos a la luz, no solo el tema de la fibromialgia, sino todos los temas que quienes nos rodean no comprenden por ignorancia y se levante, como un vuelo de palomas, toda la solidaridad necesaria. A todos, un inmenso abrazo desde lo mas profundo del alma.

emy barraca dijo...

Me gustó mucho tu poema sobre un mal que ataca sobretodo a mujeres y causa mucho sufrimiento.
Yo soy médica y también escribo.
Un abrazo y felicitaciones.

Anónimo dijo...

solo puedo decir: gracias por tu comprensión y por poner letra al dolor de muchas vidas

aureavicenta dijo...

Hola, Domingo.
Creo que expresas muy bien el dolor y sobre todo la sensación opresiva de la incapacidad que la enfermedad -ésta u otra invalidante- atenaza al enfermo, tus poesías son muy cercanas.
No estoy de acuerdo contigo respecto al verso que se refiere al factor estrictamente médico. Recetar medicamentos para atenuar los dolores y prescribir tratamientos que, se sabe de antemano que no sirven más que como palitivos, no puede ser el factor que más pese y carguen los profesionales con la culpa de la inutilidad.
Creo, amigo mío, que, habría que "despabilar" convenientemente al entorno lejano y cercano de los afectados y hacernos/les "ver" que abstenerse de chismorrear, una buena palabra, un beso a tiempo, una caricia, una sonrisa, una ayuda para subir un escalón que otra persona cualquiera salta, ayudar a cualquiera que lo necesite cuando esté en nuestras manos, es/son, a día de hoy -en el que tristemente se desconoce tantísimo del mal y de su cura-, una valiosísima, imprescindible y hasta diría que obligada respuesta general y, sin duda ninguna, pues se ha podido evaluar clínicamente como la mejor de las medicinas, la que hace que el que sufre se sienta humano.
Gracias por pedir mi opinión, te la doy desde el conocimiento del dolor sufrido, en caso contrario no me hubiera atrevido, perdona si no estoy en consonancia con tus expectativas u opiniones.
Recibe un cordialísimo saludo y mi solidaridad y mis mejores deseos para todos los que padecen tan terrible mal.

manuel dijo...

GRACIAS POETA POR BRINDARNOS EL PLACER DE LEERLO GRACIAS

Anónimo dijo...

hola poeta, fuerte como todos los poemas que escribes sobre temas relacionados conproblemas tan senibles.Los que tenemos personas cercanas a nosotros que padecen una enfermedad como esta, nos damos cuenta, leyendo tu poema, que efectivamente, te acercas mucho al padecimiento humano, ésta enfermedad como todas las que son crónicas, son una lucha constante,en ellas demuestran todo de lo que es capaz el ser humano de luchar, a veces hasta agotarse, para que al día siguiente puedan volver a levantarse medianamente bien.
mis saludos a Ulises, para ti poeta, como siempre mis mayores deseos, y darte las gracias por acercarte tanto a las personas que más necesitan de unas palabras de consuelo, unas palabras envueltas en un poema tan lindo,,,.
Te quiero amore.
Nadia

Eyina dijo...

Amigo mio paso ha disfrutar de la belleza de tu poesía, admirablemente escritos, he disfrutado todo y vaya que temas, Felicidades.
http://soyeyina.blogspot.com/

mientrasleo dijo...

Un tema complicado, una enfermedad terrible y unas palabras muy hermosas, difícil combinación.
Un placer haberlo descubierto, muchas gracias.
Un abrazo

Luz Ma Originales dijo...

Definitivamente, las personas que no la padecen jamás nos van a entender, y el problema no está en que no entiendan, sino, que nos juzgan de falsos o exagerdos

Anónimo dijo...

felicidades poeta por escribir ,con ese sentimiento tan maravilloso ....

lidia moya dijo...

Gracias por este poema, es duro vivir así, pero muchos no lo entienden